Oración de Reconciliación


Querido Señor Jesús, por los méritos de tu pasión dolorosa, te pido que perdones todos mis pecados, especialmente aquellos que han permitido que enfermedades o dolencias entren en mi cuerpo y dañen mi salud. Pido humildemente que envíes el don de convicción de tu Espíritu Santo para que encienda la luz de la verdad en los rincones más profundos de mi alma, de modo que ahora pueda hacer un acto de completa contrición ante ti.

Señor Jesús, perdona por favor todos mis pecados, sobre todo aquellos pecados ocultos y desconocidos. Estoy muy apesadumbrado por haberte ofendido. Pido perdón por todas las veces que fallé en hacerte el Señor de mi vida. Perdóname por tener dioses ajenos; por tomar tu nombre santo en vano y por no haber observado el día de descanso semanal. Perdóname por no honrar a mi padre y a mi madre, por cometer adulterio o un aborto, robar, dar falso testimonio, y codiciar el cónyuge, propiedad y bienes de mi prójimo.

Te pido perdón por no amarte con todo mi corazón, mente, cuerpo, alma y espíritu, por no amar a mi prójimo como a mí mismo y por no respetar el templo de tu Espíritu Santo. Perdóname por no cuidar bien de mi salud, comer alimentos perjudiciales y envenenar mi cuerpo con productos químicos, drogas, alcohol, nicotina, cafeína y cualquier otra sustancia o medicación dañinas.

Perdóname por cometer los pecados de la hipocresía, intolerancia, falta de perdón, ingratitud, incredulidad, engaño, desobediencia, envidia, orgullo, fantasía, fornicación, idolatría, ansiedad, división, disensión, ofender a otros, dureza de corazón, odio, altivez, cólera, rebelión, juego, avaricia, intimidación, celos, perfeccionismo, juzgar a otros, lujuria, legalismo, manipulación, resentimiento, grosería, idolatría sexual, inmoralidad sexual, impureza sexual, perversión sexual, egoísmo, egocentrismo, fariseísmo, autocompasión, difamación, preocupación, vanidad, mundanería, brujería, adicciones, dependencias, quejas, chismes y cualquier otra forma de injusticia.

Señor Jesús, te pido que me perdones todos mis pecados, infracciones y transgresiones y que cubras todas mis ofensas con tu sangre preciosa. Rodéame con tu luz y penetra los rincones más profundos de mi ser con tu amor. No dejes que permanezca en mí ninguna área oscura, sino transforma todo mi ser con la luz sanadora de tu amor infinito.

Amen.

Las Florecillas de San Francisco Capitulo XI


Cómo San Francisco
hizo dar vueltas al hermano Maseo
para conocer el camino que debía seguir

Yendo de camino un día San Francisco con el hermano Maseo, éste caminaba un poco adelantado, y, al llegar a un cruce del cual se podía ir a Siena, a Florencia y a Arezzo, dijo el hermano Maseo:

-- Padre, ¿qué camino hemos de seguir?

-- El que Dios quiera -respondió San Francisco.

-- Y ¿cómo podremos saber cuál es la voluntad de Dios? -repuso el hermano Maseo.

-- Por la señal que ahora verás -dijo San Francisco-. Te mando, pues, por el mérito de la santa obediencia, que en ese cruce, en el mismo sitio donde tienes los pies, te pongas a dar vueltas en redondo, como hacen los niños, y no dejes de dar vueltas hasta que yo te diga.

El hermano Maseo comenzó a dar vueltas sobre sí mismo; y tantas dio, que cayó varias veces al suelo por el vértigo de la cabeza, que es común en semejante juego; pero como San Francisco no le decía que parase y él quería obedecer puntualmente, volvía a levantarse y seguía dando vueltas. Finalmente, cuando giraba más aprisa, dijo San Francisco:

Las Florecillas de San Francisco Capitulo XII


Cómo San Francisco quiso humillar al hermano Maseo

San Francisco gustaba de humillar al hermano Maseo, con el fin de que los muchos dones y gracias que Dios le daba no le hiciesen envanecerse, sino, más bien, le hiciesen crecer de virtud en virtud a base de la humildad. Una vez que se hallaba en un eremitorio con sus primeros compañeros, verdaderos santos, entre los que estaba el hermano Maseo, dijo un día a éste delante de todos:

-- Hermano Maseo, todos estos compañeros tuyos tienen la gracia de la contemplación y de la oración; tú, en cambio, tienes la gracia de la predicación y el don de agradar a la gente. Quiero, pues, que, para que ellos puedan darse a la contemplación, te encargues tú de atender a la puerta, a la limosna y a la cocina. Cuando los demás hermanos estén comiendo, tú comerás a la puerta del convento, de manera que los que vengan, ya antes de llamar, reciban de ti algunas buenas palabras de Dios, y así no haya necesidad de que ningún otro vaya a recibirlos. Y esto lo harás por el mérito de la santa obediencia.

Oración de Sanación Padre Emiliano Tardif

Espero un Bebé con Malformaciones y que no Sobrevivirá. ¿Qué Hago?




Pregunta:

Bueno les quiero contar lo que me sucedió. Me llamo Daniela, tengo 23 años, estoy esperando mi primer hijo, tengo 22 semanas de embarazo, y me detectaron que mi bebe, viene con múltiples problemas de malformaciones. No se puede hacer nada, y sus posibilidades de sobrevivencia es cero, lo puedo perder antes de los 9 meses, o llegar al final pero con el mismo desenlace fatal. No tengo mas que esperar lo que Dios quiera, pero ¿qué puedo hacer?, siento un dolor y una amargura muy grande. ¿Que puedo hacer para calmar en parte este gran dolor que tengo?. Por favor, ayúdenme.

Respuesta:
Responde el Padre Miguel A. Fuentes, IVE.

Estimada Daniela:

Milagro de Sanación: Mi Padre se Sanó Aunque lo Habían Desahuciado



El milagro

La sanación de mi padre fue un milagro. Sufrió una caída con un golpe en la cabeza, En 48 horas había perdido la movilidad y estaba perdiendo el conocimiento. Fue operado de emergencia y por su edad y presentar problemas de diabetes y presión alta, no daban mayores posibilidades que sobreviviera a la operación. Posterior a la operación, contrajo una pulmonía hospitalaria, que lo mantuvo en coma por 20 días, desahuciándolo.

Lo que ocurrió

A las 12:00 a.m., hable con la doctora que lo operó. Le pedí que fuera lo más honesta posible al explicarme los riesgos de la operación y así lo hizo. Nunca olvidaré que me dijo:

"Yo soy un instrumento de Dios, confiemos en él. Nunca se me ha muerto un paciente que he operado".

La doctora portaba una cadena en el cuello la cual tenía una imagen de la Virgencita María Auxiliadora y me dijo: "Ella está con nosotros, todo va a salir bien en el nombre de Dios".

En la capilla del hospital donde fue operado mi padre estaban las imágenes del Divino Niño (soy fiel devota de él) y la Divina Misericordia. Mi padre al despertar y al acostarse siempre se encomendaba a él y lo aclamaba ante cualquier inconveniente. Por eso se lo encomendé a ellos.

Jamás perdí la fe

Consejos Saludables: Salvado de Avena: Nutrientes, Beneficios y Como Consumirlo



Durante el proceso de refinamiento, los alimentos pierden su revestimiento externo, precisamente donde esta gran parte de sus nutrientes. Por esta razón que, cuando hablamos de alimentación saludable, la versión integral de lo que consumimos siempre es la más indicada, ya que mantiene las características y propiedades de los alimentos intacta.

El salvado es precisamente esta parte desperdiciada durante el refinamiento que contiene una enorme cantidad de vitaminas y fibras esenciales para el buen funcionamiento del organismo. En el caso de la avena, son desperdiciadas una fibra de alta calidad, las beta-glucanas, un tipo especial de fibra soluble (se convierte en gel al entrar en contacto con el agua), que es encontrada en abundancia en la parte externa del grano y que ofrece innumerables beneficios a tu salud, desde retrasar la absorción de la glucosa hasta reducir los niveles de colesterol.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...